RAYOS X:CIEN AN~OS DE SU DESCUBRIMIENTO

Jama's un descubrimiento fi'sico se propago' tan velozmente ni hallo' asi', de inmediato, aplicaciones me'dicas como los Rayos X. Su descubridor , Guillermo Conrado Roentgen, fi'sico alema'n y Premio No'bel de Fi'sica en 1901, presento' su comunicacio'n preliminar a la Academia Fi'sico-Me'dica de Wurtzburgo el 28 de diciembre de 1895.

Antes de un mes, el 25 de enero de 1896, los italianos Vicentini y Pacher confirmaron sus resultados. Un par de di'as ma's tarde, el 27 de enero, el france's Lannelongue radiografio' las lesiones de una osteomielitis del fe'mur. Dentro de la misma semana, el 1§ de febrero, el suizo Kocher localizo' una aguja perdida en una mano, lo que permitio' extraerla sin tanteos mutilantes. Al cabo de cuatro di'as, el 5 de febrro, el ingle's Hall-Edwards repitio' la indicacio'n de Kocher.

Enseguida, los Rayos X atravesaron el Atla'ntico y, el 4 de febrero, el norteamericano Papin exhibi'a la radiografi'a de la mano de un abogado neoyorquino, acribillada por municiones en un accidente de caza.

Los Rayos X revolucionaron la pra'ctica de la medicina, permitie'ndo que los me'dicos pudiesen explorar el organismo humano,sin tener que tantear a ciegas los cuerpos de los pacientes, evitando laceraciones innecesarias y dolorosas.

NUESTRA PRIMERA RADIOGRAFIA ES LA PRIMERA IBEROAMERICANA, LA SEGUNDA EN TODO EL CONTINENTE Y LA SEPTIMA EN EL MUNDO.

La primera radiografi'a iberoamericana se hizo en Chile, noventa di'as despue's que Roentgen dio a conocer su descubrimiento de los Rayos X. El hecho fue publicado en las actas de la Sociedad Cienti'fica de Chile por Luis Ladislao Zegers y Arturo Salazar, profesores de nuestra Facultad, el 27 de marzo de 1896.

La rapidez de su adopcio'n no nos enorgulleceri'a si a la tradicio'n radiolo'gica chilena no se agregara la originalidad de sus promotores.

INVENTIVA CRIOLLA

La escueta comunicacio'n de Salazar y Zegers a la Sociedad Cienti'fica de Chile, el 27 de marzo de 1896, no deja entrever las zozobras sufridas por los autores en ese mes-­un mes apenas!- de concentracio'n creadora, al cabo del cual por fin lograron sacar una radiografi'a...!de la nada!

Salazar y Zegers inventaron-"a la chilena"-una te'cnica para hacer radiografi'as.

¨Que' quiere decir "a la chilena"? Quiere decir a pulso, sin disponer de nada, salvo de espi'ritu. Careci'an de tubo de Crookes.

­Y bien! Usaron....!una ampolleta!

La comunicacio'n fue escrita con "ortografi'a rrazional". Escritura fone'tica ideada por Salazar que, aunque fue un poco tomado como una extravagancia, refleja el trasunto de su espi'ritu inquieto, racionalista y esquivo a los fardos convencionales.

Dice la nota de Zegers y Salazar:

Al rrezibirse aki , en febrero u'ltimo, los primeros anunzios sobre el descubrimiento de Roentgen, vimos ke no era posible rrepetir los esperimentos de este fi'sico por no eksistir akaso en todo Chile un solo tubo de Crookes. Pero, rrecordando al mismo tiempo ziertas kualidades de las la'mparas de Kadenzia, jeneralmente llamadas de Edison, pensamos ke para la produksion de los rrayos de Roentgen podri'a preszindirse kon e'ksito de los tubos de Crookes u otros ana'logos. Sabi'amos ke el bazi'o de una la'mpara kandente de buena kualidad, puede kompararse al de los tubos de Hitorff o de Crookes y ke, adema's, el grado de bazi'o en dichas la'mparas mejora sensiblemente despue's de una iluminacio'n de 100 o ma's oras. En kuanto a la falta de elektrodos espeziales, unica difikultad ke en aparienzia eksisti'a, pensamos subsanarla empleando komo katodo el filamento, i komo anodo un disko o anillo de esta¤o pegado en el esterior de la la'mpara. Por las u'ltimas rrebistas emos bisto ke esta misma kombinazio'n a sido empleada en Europa y Estados Unidos; pero komo emos llebado aun ma's lejos la simplifikazio'n del prozedimiento , a la bez de konsegir un resultado por lo menos igual al ke se obtiene kon un buen tubo de Crookes, kreemos tendra' zierto intere's deskribir nuestro me'todo definitibo.

Desde luego se a suprimido en absoluto el empleo de todo elektrodo en la lamparilla misma. La base i el filamento, ke en las primeras pruebas utiliza'bamos komo katodo, no entran aora en juego para nada. El siguiente diagrama da una idea de la kombinazion ele'ktrica ke, en nuestra caso, a dado el mejor resultado, i de la manera de utilizar la lamparilla para la produksio'n de los rrayos de Roentgen.

En jeneral kon todas las buenas la'mparas de kandenzia se a obtenido buen e'ksito. Las ma's antiguas p.e. las "Ediswan" echas en Inglaterra aze diez a doze a¤os, son de bidrio sin plomo i produzen una fluoreszenzia berde. Sin duda alguna dan orijen a los berdaderos rrayos de Roentgen, es dezir ma's aptos que los de Lenard para produzir gradaziones de sombra segu'n el grado de opazidad de la materia atrabesada por los rrayos.

Todas las la'mparas modernas empleadas (alemanas, inglesas, franzezas i norteamerikanas) produzi'an una de'bil fluoreszenzia azul, lo ke prueba ke aktualmente so'lo se emplea en la fabrikazio'n de la'mparas kandentes, bidrio kon base de plomo. La aksio'n sobre la plancha fotogra'fika, de las rradiaziones X produzidas, es por lo menos tan rrapida komo la del bidrio de fluoreszenzia berde; pero no emos tenido tiempo de komprobar si con esta fluoreszenzia los rrayos X son capaces de produzir los detalles o gradaziones de sombra que se obserban en la Fig. A., obtenida en 14 minutos, kon una antigua lamparita esfe'rika de Edison-Swan. Por el mismo motibo de falta de tiempo, no se inkluyen entre las pruebas ke acompa¤an esta komunikazio'n, algunas otras ke patentizan la transparenzia del aluminio a los rrayos de Roentgen."

La radiografi'a representa la mano de Zegers, con argolla en el anular.

Para que se comparen, publicamos otro "skiagrama"- e'ste fue su primer nombre- original de Roentgen. Durante los actos conmemorativos del quincuage'simo aniversario del descubrimiento de Roentgen, S. Caldero'n exhibio' los instrumentos con que Salazar y Zegers obtuvieron su primera radiografi'a: la bobina, el alternador de mano y el circuito de Tesla; faltaba u'nicamente el tubo al que,con justicia, Caldero'n dio el nombre de Salazar.

REMEMORANZAS

A los 83 an~os de edad- en 1938- Salazar hizo los siguientes recuerdos de aquella aventura:

"No habi'a por ese tiempo un so'lo tubo de Crookes en todo Chile. De suerte que, ante cualquier tentativa de producir dichos rayos entre nosotros, se presentaba el problema, bien de construir un tubo ad hoc, bien de substituirlo con alguna disposicio'n semejante, a favor de arreglos adecuados. Lo primero no era realizable, teniendo presente que hace cuarenta a¤os no habi'a laboratorio alguno de la Universidad que dispusiera de una bomba capaz de hacer el vaci'o a una millone'sima de atmo'sfera, la presio'n requerida. Cuanto a lo segundo, se podi'a pensar en las la'mparas o ampolletas usuales de luz ele'ctrica, cuyo grado de vaci'o es pra'cticamente el mismo de los tubos Crookes; pero carecen de los electrodos necesarios que e'stos llevan: ca'todo y antica'todo.

A fines de febrero de 1896, dimos comienzo con el profesor Zegers, en el laboratorio de Fi'sica de la Universidad, a la investigacio'n sobre los Rayos X o de Roentgen, a que se hizo refrencia ma's arriba. Ante todo, era necesario averiguar experimentalmente si de las ampolletas ordinarias, privadas de electrodos especiales, era posible obtener un flujo cato'dico conveniente. Despue's veri'a si ese flujo de parti'culas ele'ctricas negativas o emanadas del ca'todo produci'an Rayos X en toda direccio'n, como consecuencia del choque de las parti'culas contra un antica'todo improvisado, al lado afuera del vidrio.

No habi'a au'n distribucio'n ele'ctrica en Santiago. La descarga de miles de volts aplicada a la ampolleta se obtuvo con un carrete de induccio'n de alto potencial (bobina de Ruhmkorff), conectado el primario con un peque¤o alternador movido a mano. El resultado fue o'ptimo. El vidrio resplandecio' con fluorescencia azulada muy viva, quedando de manifiesto una abundante produccio'n de rayos cato'dicos. El primer paso estaba dado.

Mas, la plancha fotogra'fica colocada debajo a corta distancia, muy bien envuelta en papel negro para sustraerla a la accio'n de la luz ordinaria, permanecio' inalterable en el ba¤o revelador, sin el menor indicio de haber sido impresionada. A este fracaso se siguieron varios otros, no obstante haberse cambiado meto'dicamente cada vez las condiciones del experimento, tras el firme propo'sito de conseguir una de'bil manifestacio'n de Rayos X.

Despue's de sacrificar un buen nu'mero de la'mparas y planchas, paramos mientes en que la coloracio'n azul denotaba la presencia de plomo en el vidrio usado, producie'ndose tal vez por esta causa la absorcio'n de los rayos buscados, a pesar de su gran poder penetrante. Poco plausible como era esta explicacio'n, hubo de aceptarse provisionalmente por vi'a de prueba. Con alguna dificultad se consiguio' un peque¤o lote de la'mparas Edisom, de procedencia inglesa.

Las antedichas la'mparas dieron un resultado por dema's excelente desde el punto de vista de la calidad del vidrio. Brillaban con magni'fica fluorescencia verde claro, lo que significaba que era de vidrio sin plomo. Pero el e'xito, cuanto a los Rayos X, fue desconsoladoramente negativo: en todas las tentativas que se hicieron, cambiando cada vez las condiciones del experimento, no hubo asomo de impresio'n radiogra'fica sobre la plancha. "Eppur si muove", nos limita'bamos a decir, en el convenciomiento razonado de que la ampolleta cato'dica en pleno fulgor teni'a que irradiar en todos los sentidos Rayos de Roentgen, no obstante carecer de electrodos apropiados. Mucho faltaba todavi'a para dar por frustrada la operacio'n.

En el orden lo'gico del estudio que se prosegui'a, toco' analizar la posibilidad de alguna falta de cara'cter fotogra'fico. Esta posibilidad se convirtio' en realidad cuando vimos que la sustitucio'n de las planchas con otras ma's frescas o ma's apropiadas por razones de sensibilidad u otro motivo, condujo sin ma's tardanza a un resultado final superior a nuestras expectativas.