Informe de la Comisión de Proyecto Institucional (CPI)
al Consejo Universitario sobre los resultados del Referéndum



Como es de conocimiento público, los hechos acaecidos a mediados de 1997 motivaron la creación de la Comisión de Proyecto Institucional (CPI) con el propósito de que organizara, coordinara y supervisara un proceso de discusión ampliamente participativo del que deberían surgir propuestas sobre los grandes temas institucionales.

 

Con la presentación del informe que nos ocupa, finaliza la labor que se le encomendó a la Comisión de Proyecto Institucional, el cual tiene por objeto no sólo dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 13 del D. U. N° 007360, sino también, analizar los resultados del Referéndum Universitario a la luz de la normativa que dictó la propia Comisión sobre el particular - Criterios y Procedimientos para la Votación del Referéndum y la Validación de sus Resultados - en términos de poder ofrecer al Consejo Universitario una perspectiva clara sobre los grados de consenso alcanzados por la comunidad universitaria, como asimismo, sobre la manifestación categórica de la opinión de los miembros de esta comunidad

 

1. Resumen Ejecutivo

 

La Comisión de Proyecto Institucional, creada con el objeto señalado anteriormente, realizó su labor en tres etapas: discusión en los niveles 1 y 2 y Encuentro Universitario, culminando este trabajo con la realización del Referéndum de la Universidad de Chile, efectuado los días 22, 23 y 24 de abril de 1998.

 

A este respecto es interesante resaltar los altos niveles de participación de la comunidad universitaria, destacando el éxito del Referéndum como la culminación de un proceso de discusión iniciado a mediados del año 1997. En éste, la comunidad se expresó democráticamente, tanto en la generación de propuestas como en su sanción en el acto electoral. Este éxito se refleja en los porcentajes de participación que superan con largueza la votación histórica en elecciones realizadas en nuestra Universidad, ascendiendo al 63,3% ponderado de todos los estamentos. Asimismo, en un significativo número de propuestas (62 de 80, es decir, un 77.5%) los resultados fueron concluyentes, es decir, expresaron una opinión categórica de la comunidad universitaria, de acuerdo a las condiciones preestablecidas por la CPI y reconocidas por el Consejo Universitario. La ponderación que se otorga a la votación de los tres estamentos, es de un 60% para los académicos, de un 30% para los estudiantes, y de un 10% para los funcionarios no académicos.

 

En relación al tema de Misión y Relación de la Universidad con la Sociedad, los resultados más relevantes del Referéndum dan su aprobación:

 

 

Respecto de las propuestas asociadas a los temas de Comunidad, Gobierno y Participación, los resultados más importantes son los siguientes:

 

 

En relación a los temas de Función, Organización y Estructura, destacan entre las propuestas aprobadas:

 

 

Respecto a Financiamiento y Gestión, los principales acuerdos adoptados son:

 

 

La CPI estima necesario señalar que, a pesar de que la comunidad se expresó en forma concluyente en un porcentaje mayoritario de los casos, han quedado como temas importantes, pendientes de una resolución categórica: la composición del Consejo Normativo, la generación del poder evaluador y el claustro académico para la elección del Rector. Todo ello, de acuerdo a los criterios de validación establecidos en forma previa por la Comisión.

 

Para estos casos, el Consejo Universitario deberá establecer los mecanismos que permitan definir la posición de la comunidad frente a estos temas. Estos mecanismos incluyen, eventualmente, la existencia de una segunda vuelta, la reapertura de la discusión sobre esos temas, u otro que dicho organismo estime adecuado. Esto requerirá de un análisis detallado de los resultados sobre la base de que le entregue, fundamentadamente, la Comisión de Proyecto Institucional.

 

Sin desconocer que la decisión final recae en el Consejo Universitario, la CPI recomienda que, en aquellos casos donde la votación no ha sido concluyente y en materias consideradas relevantes para el funcionamiento de la institución, se contemple la alternativa de una segunda vuelta o nueva consulta para los efectos de definir la posición de la comunidad universitaria.

 

2. Desarrollo del proceso de discusión

 

2.1. Estructura de trabajo de la CPI y la labor desarrollada.

 

De acuerdo con el Decreto Nº 007360 que le dio origen, quedó constituida por 27 miembros elegidos por la comunidad universitaria:

 

16 académicos (1 por cada facultad e instituto interdisciplinario), profesores señores:

 

Edwin Haramoto Facultad de Arquitectura y Urbanismo

Pablo Oyarzún Facultad de Artes

Jorge Mpodozis Facultad de Ciencias

Rolando Chateauneuf Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales

Patricio Mujica Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas

Francisco Martínez Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Fernando Valenzuela Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas

Manuel Silva Facultad de Ciencias Sociales

Claus Köbrich Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias

Hernán Errázuriz Facultad de Derecho

Hiram Vivanco Facultad de Filosofía y Humanidades

Juan Honeyman Facultad de Medicina

Nelson Lobos Facultad de Odontología

Patricio Gajardo Instituto de Ciencia Política

José Garrido Instituto de Estudios Internacionales

Oscar Brunser Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos

 

8 estudiantes, señores:

 

José Miguel Monsalve Facultad de Arquitectura y Urbanismo

Rodrigo Roco Facultad de Artes

José Undurraga Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales

Scarlett Vásquez Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Soledad Godoy Facultad de Ciencias Sociales

Alejandro Carril Facultad de Derecho

Denisse Dintrans Facultad de Filosofía y Humanidades

Carolina Llanos Facultad de Medicina

 

y 3 funcionarios no académicos, señores:

 

Diógenes Leiva, Ana María Silva y Jorge Villarroel.

 

En calidad de invitado concurrió el Presidente de la CAUCH Sr. Iván Saavedra.

 

Cabe señalar que durante todo su período de trabajo la comisión tuvo el eficiente apoyo de la Secretaría Técnica, compuesta por los abogados Sra. Gabriela Larson (ministra de fe) y Sr. Marcelo Sasso (asesor legal), de las secretarias Sras. Berta Zamora y María Luz Chacón y del auxiliar, Sr. Mauricio Calderón.

 

La constitución de la (CPI) tuvo lugar el 4 de septiembre de 1997. En esa oportunidad sus miembros eligieron como Presidente al Prof. Sr. Edwin Haramoto, quien, por atribución delegada por la asamblea, designó Vicepresidente al Prof. Sr. Francisco Martínez y Secretaria Ejecutiva a la Srta. Carolina Llanos. Según el Decreto Nº 007360, la Comisión disponía de un plazo de 120 días para la realización total del proceso, el que debía concluir con una presentación de los resultados del referéndum al Consejo Universitario. Ante la imposibilidad de cumplir con un plazo tan restringido, cuyo término coincidía con el fin de año, éste fue ampliado por el Consejo Universitario a petición de la CPI hasta el 15 de abril de 1998 y, posteriormente, hasta fines del mismo mes.

 

Enmarcándose dentro de las disposiciones del Decreto ya mencionado, la CPI organizó, coordinó y supervisó el normal desarrollo del proceso. Para realizar eficazmente su tarea, estimó necesario constituir dos tipos de comités: ejecutivos y temáticos. Entre los primeros, se establecieron: comité de participación y comunicaciones (Presidente: Prof. Pablo Oyarzún, Secretaria: Srta. Scarlett Vásquez), comité de organización de la etapa preparatoria y fiscalización (Presidente: Prof. Hiram Vivanco, Secretaria: Srta. Denisse Dintrans), y comité de organización del encuentro y referéndum (Presidente: Prof. Jorge Mpodozis, Secretaria: Srta. Soledad Godoy); entre los segundos, se conformaron: comité bases para un proyecto de desarrollo estratégico (Presidente: Prof. Manuel Silva, Secretaria: Sra. Ana María Silva), comité de estatutos universitarios (Presidente: Prof. Rolando Chateauneuf, Secretario: Sr. Alejandro Carril), y comité de financiamiento y relación con el Estado (Presidente: Prof. Patricio Mujica, Secretario: Sr. José Undurraga).

 

Durante todo este período, la CPI realizó 49 sesiones plenarias, las que contaron con una asistencia promedio de 21,4 asistentes, esto es, un 79,3%.

 

2.2. Labor efectuada en los niveles 1 y 2 .

 

La Comisión elaboró un temario básico que fue entregado a los miembros de la comunidad universitaria, de modo que éstos pudieran pronunciarse sobre los aspectos esenciales que debían ser tomados en cuenta en la discusión y elaboración de un proyecto institucional. Con el propósito de dar amplia participación a todos los miembros de la comunidad universitaria, se establecieron los niveles de discusión 1 y 2. El nivel 1 tuvo lugar en las unidades más pequeñas que, atendiendo a la gran diversidad existente en nuestra Universidad fueron, entre otros, los departamentos, escuelas, centros y sedes. La discusión en el nivel 2 se realizó, por su parte, en cada una de las facultades, de los institutos interdisciplinarios, del Programa de Bachillerato y de los Servicios Centrales. Participaron en ella académicos, estudiantes y funcionarios no académicos elegidos en el nivel 1, quienes discutieron las propuestas provenientes de la primera etapa. La responsabilidad de la conducción de esta parte del proceso estuvo a cargo de comisiones ad hoc, creadas e integradas por representantes elegidos de los tres estamentos, en la proporcionalidad preestablecida, en cada una de las unidades mayores (facultades, institutos interdisciplinarios, etc.).

 

Hubo reuniones periódicas entre la CPI y representantes de las Comisiones ad hoc de las facultades, institutos interdisciplinarios, Programa de Bachillerato y Servicios Centrales y se absolvieron múltiples consultas tanto en los planos informativos como procedimentales.

 

2.3. Labor efectuada en el nivel 3 (Encuentro Universitario)

 

Del proceso de discusión en los niveles 1 y 2 surgieron del orden de 650 propuestas que, una vez organizadas y sistematizadas por la CPI, según lo indica el Art. 11º del Dto. Nº 007360, fueron entregadas al Encuentro Universitario para su discusión en cuatro comisiones temáticas: misión y relación con la sociedad (186 propuestas); comunidad, gobierno y participación (210 propuestas); organización, función y estructura (121 propuestas); y financiamiento y gestión (133 propuestas). Este encuentro, que constituyó el tercer nivel del proceso, debía tener lugar entre el 5 y el 16 de enero de 1998. Dada la envergadura de la tarea, su labor debió extenderse hasta el 20 de enero. En su sesión plenaria constitutiva, los miembros del Encuentro aprobaron los Procedimientos para la Organización del Encuentro Universitario y Preparación del Referéndum, propuestos por la CPI. En él participaron 160 delegados elegidos proporcionalmente por los tres estamentos (96 académicos, 48 estudiantes y 16 funcionarios no académicos), de conformidad a las proporcionalidades y criterios de progresión geométrica basados en el número de jornadas completas equivalentes de cada organismo y definidos por la CPI cuya asistencia promedio fue de 112 miembros, esto es, un 70,1% (académicos, 69,4%, estudiantes, 64,6% y funcionarios, 90,7%). También participaron en él los miembros de la CPI sólo con derecho a voz. La CPI garantizó que todas las propuestas recibidas de los niveles 1 y 2 llegaran al conocimiento de los miembros del Encuentro. En tal evento se deliberó fundadamente en torno al contenido de las mismas, refundiéndose, expandiéndose, sintetizándose o eliminándose aquellas que fueran redundantes o de alcance local. El trabajo se organizó en 4 comisiones temáticas integradas por un máximo de 40 miembros cada una (24 académicos, 12 estudiantes y 4 funcionarios). Estas comisiones elaboraron informes que fueron presentados a sesiones plenarias, donde se discutieron y finalmente aprobaron las propuestas que finalmente constituirían el texto que se sometería a Referéndum.

 

2.4. Labor del Comité de Redacción y de la CPI para la obtención del texto definitivo

 

A proposición de la Comisión de Proyecto Institucional, CPI, y por acuerdo del Encuentro Universitario, se constituyó un Comité de Redacción del Texto del Referéndum, al cual le fue encomendado la tarea de establecer la estructura y la redacción final del cuerpo de propuestas que debían ser sometidas a la consideración de la comunidad universitaria.

 

El Comité quedó integrado por los Relatores de las Comisiones del Encuentro: Profesores Srta. Lucía Invernizzi (Misión y Relación con la Sociedad), Sr. Sergio Jara (Comunidad, Participación y Gobierno), Sr. Juan Carlos Letelier (Función, Organización y Estructura) y Sr. David Bravo (Financiamiento y Gestión), así como por cuatro miembros de la CPI designados por ésta: los académicos Sr. Patricio Mujica y Sr. Pablo Oyarzún, en calidad de titulares, y los estudiantes Sr. Rodrigo Roco y Sr. Alejandro Carril, en calidad de suplentes. El Comité contó con el apoyo de los asesores jurídicos de la CPI, abogados Sra. Gabriela Larson y Sr. Marcelo Sasso.

 

El Comité trabajó en sesiones plenarias -con la participación de todos sus integrantes- durante la última semana de enero y las dos primeras semanas de marzo, teniendo como base los documentos definitivos de cada una de las Comisiones del Encuentro, con todas las modificaciones y recomendaciones establecidas por el pleno de este último.

 

Durante el mes de febrero se hizo la transcripción de las actas y de los acuerdos del Encuentro Universitario, a cargo del asesor legal.

 

Al abordar su trabajo, el Comité de Redacción del Texto del Referéndum tomó el acuerdo de respetar en todos los casos el espíritu de las propuestas emanadas del Encuentro, sin perjuicio de los cambios que fuese indispensable introducir para asegurar la coherencia del texto definitivo. Para tal finalidad, ya el pleno del Encuentro había encomendado al Comité una diversidad de tareas relativas al texto mismo: corregir, simplificar, refundir, complementar o suprimir; a las propuestas: separar o cambiar su orden; y a las opciones: refundir o suprimir, que fueron atendidas en todos los casos. Fue preciso, además, reubicar determinadas propuestas en los capítulos del Referéndum, coincidentes con las áreas temáticas del Encuentro. El Comité acordó también que la decisión de suprimir propuestas, en los casos en que la coherencia, la relevancia o la claridad lo hiciera necesario, debía ser adoptada por la unanimidad de sus miembros.

 

Con vistas al objetivo general de definir una estructura ordenada del texto, el Comité distribuyó el conjunto de las propuestas de cada capítulo de acuerdo a tres grandes categorías de carácter temporal: principios y condiciones de existencia (relativa a la dimensión permanente), proyecto institucional (relativa a la dimensión de largo plazo) y transición (relativa a la dimensión de corto plazo). Esta estructura fue aprobada por la CPI.

 

El resultado de esta labor -un borrador del texto final del Referéndum, sancionado por la CPI- fue informado al Consejo Universitario. En virtud de la decisión adoptada por éste, de formar un Comité Técnico para la revisión formal del documento y para el análisis de los mecanismos y modalidades de votación, fue preciso ocupar toda la segunda quincena de marzo para el intercambio entre los miembros CPI titulares del Comité -a los que se sumó el Vicepresidente de la CPI, Sr. Francisco Martínez-, a fin de ponderar las sugerencias del citado Comité y hacerse cargo de aquellas que la CPI estimara pertinentes. El Comité de Redacción del Texto del Referéndum y la CPI acogieron la mayor parte de dichas sugerencias, entre las cuales se contaba, por mandato del Consejo Universitario, la inclusión de una opción complementaria -con el enunciado "otra opción"- en los casos en que las alternativas no fuesen exhaustivas.

 

Los siguientes cuadros ofrecen un panorama comparativo del cuerpo de propuestas del Encuentro Universitario y del cuerpo de propuestas incluidas en el texto final del Referéndum:

 

PROPUESTAS GENERADAS POR EL ENCUENTRO UNIVERSITARIO

 

TOTAL DE
PROPUESTAS
PROPUESTAS
DE CONSENSO
PROPUESTAS
DE DOBLE
OPCION
PROPUESTAS
DE TRIPLE
OPCION
OTRAS
MISION963
GOBIERNO287174
ESTRUCTURA322282
FINANCIAMIENTO311777
TOTALES905235112

 

Nota: Dos de las 17 propuestas de doble opción en Gobierno contenían subopciones. Una de las "otras propuestas" de Estructura contenía seis opciones y la restante, cuatro opciones.

 

PROPUESTAS RESULTANTES DEL TRABAJO DEL COMITÉ DE REDACCION DEL TEXTO DEL REFERENDUM Y LA CPI

 

TOTAL DE
PROPUESTAS
PROPUESTAS
DE CONSENSO
PROPUESTAS
DE DOBLE
OPCION
PROPUESTAS
DE TRIPLE
OPCION
MISION1073
GOBIERNO3520114
ESTRUCTURA14122
FINANCIAMIENTO21858
TOTALES80472112

 

En cuanto a las categorías establecidas para la estructura del Referéndum,las cifras correspondientes son las que siguen:

 

MISIONGOBIERNOESTRUCTURAFINANCIAMIENTOTOTALES
PRINCIPIOS4135123
PROYECTO62291855
TRANSICION2
TOTALES1035142180

 

Una reunión del Encuentro Universitario prevista para la aprobación de la estructura del texto final durante la primera quincena de marzo, fue suspendida, asumiendo dicha responsabilidad la CPI. Una vez concluida la redacción del texto final, se citó a los miembros del Encuentro a una reunión informativa, en la cual fue respaldado lo obrado por la CPI.

 

2.5. Organización y realización del Referéndum

 

Llevar a cabo el Referéndum Universitario significó organizar, en un lapso muy breve de tiempo y sin el beneficio de experiencias previas, un proceso de sufragio masivo, que, por su complejidad (se trataba de 80 votaciones simultáneas), y naturaleza triestamental, excedía los mecanismos y procedimientos formales habituales de la Universidad en materia de votaciones.

 

Ante la complejidad de la administración del Referéndum, el Consejo Universitario dispuso, por Acuerdo N 11, de 10 de marzo de 1998, que el Prorrector conviniera con la Comisión de Proyecto Institucional "la utilización de los conductos y estructuras regulares de la Corporación, concordando y efectuando las adecuaciones necesarias para dar acogida a la representatividad propia de la Comisión de Proyecto Institucional." Para ello se creó una Comisión Central Calificadora del Referéndum, presidida por el señor Prorrector e integrada por los miembros de la Junta Electoral Central de la Universidad, y por seis miembros de la Comisión de Proyecto Institucional. Esta Comisión Central tuvo a su cargo la organización, supervisión y validación del Referéndum Universitario.

 

En una primera etapa, la Comisión Central delegó en un "petit comité" formado por el señor Prorrector, su Jefe de Gabinete, y dos miembros de la CPI, la redacción de un "Instructivo sobre las Normas y Procedimientos para la realización del Referéndum Universitario". Este Comité trabajó sobre la base del documento "Lineamientos Generales para la Realización del Referéndum de la Universidad", que había sido aprobado previamente por la CPI.

 

El instructivo elaborado, aprobado en el Consejo Universitario incluyó, entre sus disposiciones más relevantes, las siguientes: una duración de tres días para el proceso de emisión y recepción de sufragios; la división de la Universidad, para los efectos de este proceso, en dieciséis unidades académicas (Facultades e Institutos Interdisciplinarios) y dos unidades administrativas (Hospital, Servicios Centrales); la creación en cada una de estas unidades de una Junta Calificadora Local del Referéndum, que tendría a su cargo la implementación del proceso en cada unidad. Las Juntas Locales serían presididas por el Vicedecano o autoridad académica o administrativa correspondiente, e integradas por los miembros de la Junta Electoral Local, más un número igual de miembros provenientes de las Comisiones ad hoc que organizaron los niveles uno y dos del proceso de discusión local. El establecimiento de mesas de recepción de sufragios cuyo carácter (mono, bi o triestamental), número y localización geográfica dependieran de las realidades particulares de cada unidad; la elaboración central y la validación local anticipada de los padrones de sufragantes; la confección de una cédula de votación susceptible de ser escrutada electrónicamente; el escrutinio centralizado y electrónico de los sufragios emitidos; la difusión anticipada y personalizada de un documento que contuviera las propuestas y opciones sometidas a la consideración de la comunidad universitaria; la difusión personalizada y anticipada de un facsímil de la cédula de votación; y la realización de actividades de difusión, centrales y locales, tendientes a obtener la participación más amplia e informada de la comunidad universitaria en el Referéndum.

 

En una segunda etapa, la Comisión Central conoció el Instructivo elaborado por el "petit comité"; citó a los señores Presidentes de Comisiones Locales para darles a conocer este instructivo, junto con los lineamientos generales de todo el proceso; y se abocó a diseñar los criterios y procedimientos necesarios para la distribución y recolección de las cédulas de votación, el escrutinio de las mismas y la elaboración de los resultados. Paralelamente, el señor Prorrector y su gabinete coordinaron la labor de los organismos técnicos de apoyo al proceso (Departamento de Evaluación, Medición y Registro Estudiantil, DEMRE, señores Luis Valdivieso, Daniel Moreno y equipo; Vicerrectoría de Economía y Administración, señor Sergio Zúñiga y señora Teresa Boj) a fin de generar los padrones de votación, diseñar y producir el folleto con el texto del Referéndum, diseñar y producir la cédula de votación y su facsímil, diseñar y preparar el proceso de escrutinio electrónico de las cédulas de votación. La Prorrectoría también coordinó la distribución de los materiales escritos y supervigiló la organización del proceso en las distintas unidades, especialmente en relación a número, constitución y disposición de las mesas de votación.

 

En una tercera etapa, que tuvo lugar durante la realización del sufragio, la Comisión Central estuvo constituida permanentemente, a fin de resolver las dudas y consultas generadas durante el mismo proceso, acopiar y cautelar los sufragios emitidos cada día, supervigilar el proceso de escrutinio electrónico, calificar las cédulas de votación técnicamente objetadas y, finalmente, dar fe e informar de los resultados obtenidos a las instancias competentes. Queda por señalar que el proceso se cumplió exitosamente, de acuerdo a lo dispuesto, dentro de los plazos estipulados.

 

El texto final, que constó de 80 preguntas, tuvo amplia difusión en el ámbito universitario: con la debida anticipación le fue entregado a cada uno de los académicos, estudiantes y funcionarios junto con el facsímil del voto, con el propósito de que fuera analizado ya sea individual como colectivamente. Por su parte, y a instancias de la CPI, las unidades académicas organizaron diversas actividades (foros, mesas redondas, charlas) tendientes a explicar y discutir los contenidos de las opciones presentadas. Finalmente, el texto fue sometido al Referéndum que fue convocado por el Consejo Universitario, por tratarse del organismo formal que tiene las atribuciones para hacerlo, el que tuvo lugar los días 22, 23 y 24 de abril, y hubo una notable participación de los tres estamentos universitarios, la que superó los promedios históricos. Esto es, votaron un 68,79% de los académicos, un 48,97% de los estudiantes y un 73,80% de los funcionarios. El total ponderado alcanzó el 63,3%.

 

Es pertinente señalar que la CPI siempre tuvo presente que la meta que se debía alcanzar era la obtención de grandes acuerdos, a partir de la expresión de nuestra comunidad en un proceso amplio de participación universitaria, comenzando en los niveles 1 y 2 de discusión y culminando en el Encuentro Universitario, donde se debían generar las propuestas para el Referéndum (Art. 5º del Dto. Nº 007360).

 

La CPI ha tratado de ser lo más fiel a este mandato, sacrificando muchas veces los propios intereses y puntos de vista de sus miembros, con el objeto de que el texto del Referéndum fuera la expresión más representativa de nuestra comunidad, resguardando la seriedad, coherencia y profundidad de los planteamientos alcanzados.

 

Consideramos que el alto grado de participación de la comunidad universitaria en el Referéndum constituye, entre otras cosas, un reconocimiento de nuestra labor.

 

3. Análisis estadístico de la votación

 

3.1. Criterios aplicados

 

Con fecha 26 de marzo de 1998 por la CPI sometió a la consideración del Consejo Universitario el documento "Criterios y Procedimientos para la Votación del Referéndum y la Validación de sus Opciones" que, en sus numerales 4, 5 y 6, establece los siguiente criterios:

 

4.- Tanto los votos que expresan opinión como los votos blancos serán contabilizados, registrados e informados separadamente para cada una de las propuestas sometidas a Referéndum.

 

5.- Habrá una manifestación categórica de la comunidad universitaria cuando se alcance entre los votos que expresan opinión (excluyendo los votos en blanco), alguno de los siguientes criterios:

 

A) Más de un 50% de aprobación en cada uno de los tres estamentos

o

B) Más de un 50% de apoyo en el estamento académico (que representa un criterio de condición mínima necesaria para la viabilidad de una propuesta), junto con un 55% o más de apoyo en la comunidad universitaria general, computada ésta ponderadamente según los criterios de ponderación estamental que rigen el proceso. (Este segundo criterio establece una condición de consenso mínimo adecuado de la comunidad universitaria).

 

Sin perjuicio de lo anterior, la aprobación de una opción por parte de la comunidad universitaria será considerada categórica y significativa, sólo si el número de votos en blanco, ponderados por estamento, no supere el 50% de los votos válidamente emitidos.

 

 

 

 

De esta forma quedan definidos los criterios de validación de propuestas por criterios de:

3.2. Resultados estadísticos

 

3.2.1. Participación de la comunidad universitaria

 

La participación se manifestó en primera instancia en la elección de los delegados al Encuentro Universitario. Las tablas respectivas muestran las votaciones por estamento y facultad, alcanzándose niveles de participación académica de 37,55% y estudiantil de 26,77% (no hay información completa para funcionarios).

 

La tabla "RESUMEN VOTACIÓN REFERÉNDUM UNIVERSITARIO" presenta la estadística de la participación por facultad y estamento. El porcentaje de participación ponderada alcanza al 63,3%, mientras que sin ponderación baja a 56,59% por la incidencia de los estudiantes. La participación por estamento fue de:

 

Académicos 67,26%

Estudiantes 48,98%

Funcionarios 73,60%

 

La tabla describe la participación por facultades mostrando varios casos en que se supera el 70% en académicos y el 90% en funcionarios.

 

3.2.2. Escrutinio por propuesta

 

La lectura óptica de los votos genera la tabla "REFERENDUM 1998 - ESCRUTINIO POR PROPUESTA" , que entrega la información por estamento del número de votos por opción y votos en blancos, presentando en cada caso el total ponderado, de acuerdo a las ponderaciones que rigen el proceso: 60% académicos, 30% estudiantes y 10% funcionarios. Esta tabla indica los votos nulos, el total de votos válidos y el total de votantes (válidos más nulos), que alcanza a 17.582 votantes.

 

Esta estadística constituye la base de cálculo del resto de las tablas que se presentan a continuación.

 

3.2.3. Aprobación de propuestas

 

La aplicación de los criterios de aprobación definidos por la CPI permiten definir el estado de aprobación de cada propuesta. La tabla "REFERENDUM 1998 - ESCRUTINIO FINAL DE APROBACIÓN DE PROPUESTAS" muestra los porcentajes de aprobación de cada propuesta por opción y estamento. Estos porcentajes son relativos, es decir se excluyen blancos y nulos, y se muestran en negrilla aquellos valores que definen el criterio de aprobación.

 

El resultado general es:

 

 

Las propuestas se dividen en tres tipos: consenso, dos opciones y tres opciones, y los resultados de aprobación son:

 

Tipo de PropuestaTotalAprobadasSin definicionBlancos
acuerdodesacuerdo
Consenso4741430
Dos opciones211542
Tres opciones12480
Total8064*142

* Incluye dos propuestas dependientes de la aprobación de la número 26.

 

3.2.4. Análisis de las votaciones

 

Con el propósito de analizar el grado de aprobación de cada pregunta, se entregan tablas que muestran las propuestas ordenadas por grado de aprobación referido a cada uno de los criterios.

 

Ordenamiento por votos académicos: permite revisar el grado en que se superó la condición de mayoría relativa de apoyo académico.

 

Ordenamiento por votos ponderados: permite revisar el grado en que se superó la condición de mayoría ponderada de los tres estamentos.

 

Ordenamiento por votos blancos ponderados: permite revisar peso relativo de los votos en blanco en cada propuesta. Se observan sólo 13 preguntas que superan el 20% de votación en blanco, de las cuales las propuestas 28 y 42 exceden el criterio del 50% absoluto.

 

Ordenamiento por votos blancos: permite revisar por estamento el peso relativo de los votos en blanco en cada propuesta.

 

Además, utilizando la base de datos que contiene cada voto escrutado, votante a votante, se realizó un análisis estadístico del número de propuestas votadas en blanco en cada estamento, lo que se muestra en la tabla "VOTOS EN BLANCO POR VOTANTE". Se observa una escasa votación con mayoría de propuestas en blanco, lo que se manifiesta en que sólo el 1% de los votantes dejó en blanco más de 61 propuestas en blanco y menos del 3.5% más de 31 propuestas en blanco. Existe una clara tendencia de los académicos a dejar más propuestas en blanco que los demás estamentos.

4. Ordenamiento y explicitación de las propuestas acordadas, rechazadas y sin definición

 

4.1. Misión de la Universidad de Chile: propuestas acordadas, rechazadas y sin definición

 

I. MISIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE

PROPUESTAS APROBADAS

PRINCIPIOS PERMANENTES

A. MISIÓN, DEFINICION, FUNCIONES Y RELACIÓN CON LA SOCIEDAD

 

1. Misión

 

La misión de la Universidad de Chile es la generación, cultivo, transmisión e integración de las ciencias, las humanidades, las artes y las técnicas y las demás manifestaciones de la cultura. Dicha misión se realiza a través de una acción orientada preferentemente hacia los problemas y necesidades nacionales, con el propósito de contribuir a la formación de una ciudadanía crítica, con conciencia social y responsabilidad ética, y al desarrollo integral, justo y sustentable en el plano individual, social y nacional.

La Universidad de Chile ejerce esta misión con excelencia, sentido de compromiso, de modo reflexivo y crítico a través de sus funciones fundamentales de docencia, investigación, creación artística y extensión, así como a través de otras funciones que pudieren ser definidas por la Universidad.

 

Para la existencia de la Universidad de Chile y para el cabal cumplimiento de su misión son condiciones indispensables el compromiso del Estado en lo financiero y en el apoyo al desarrollo de sus funciones, y el respeto a la autonomía universitaria en la variedad de sus manifestaciones:

 

— intelectual o de generación de conocimiento.

— de gobierno.

— de gestión administrativa y financiera.

— de determinación de planes de desarrollo.

— de definición, organización y planificación de las actividades universitarias.

— territorial, en virtud de la cual sólo las autoridades universitarias permiten o niegan el ingreso a los recintos universitarios a personas ajenas a la comunidad.

 

Son atributos esenciales de la Universidad de Chile su carácter nacional, estatal y público.

Los valores inspiradores que dan fundamento a la Universidad de Chile y con los cuales está comprometida tanto en su acción específica como en su proyección hacia la sociedad son:

— Libertad creadora, reflexiva, inquisitiva y crítica como condición esencial para la producción del conocimiento y de la obra de arte.

— Valoración del conocimiento y del arte como bienes cuyo cultivo no requiere ser justificado por razones utilitarias.

— Orientación de su quehacer hacia la formación integral y plena del ser humano a través del desarrollo de un sentido ético.

— Valoración y promoción de la integración cultural y disciplinaria.

— Valoración y fomento equilibrado de la investigación básica y aplicada.

— Respeto y promoción de la participación de los miembros de la Universidad en la vida institucional, garantizando su implementación con resguardo de los valores democráticos y de las jerarquías propias del quehacer universitario.

— Afirmación de la diversidad en la libre expresión y el debate amplio de ideas, y del diálogo y respeto mutuo como forma de convivencia.

— Compromiso fundamental de los integrantes de la Universidad con su quehacer académico e institucional.

— Reconocimiento y respeto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

2. Definición (Opción b)

 

La Universidad de Chile es ante todo y esencialmente una institución constituida por ley, con carácter autónomo dentro del Estado.

3. Funciones fundamentales

 

Las funciones universitarias fundamentales se establecen en conformidad con la misión y principios que dan fundamento y confieren identidad a la Universidad de Chile.

En conformidad con ellos, las funciones fundamentales de la Universidad de Chile son: la docencia, la investigación, la creación artística y la extensión. La Universidad, puede, además, asumir o desempeñar otras funciones siempre que éstas no menoscaben su misión y principios inspiradores.

La Universidad de Chile persigue el desarrollo equilibrado de estas funciones, fundadas en las tareas y principios que constituyen su misión y de acuerdo con las políticas institucionales que ella misma define. Asimismo, en el ejercicio de sus funciones, propende a la excelencia, al desarrollo e integración de los saberes y prácticas específicas, al aporte de una perspectiva valórica, al fomento de la vocación de servicio público y al logro del propósito formativo que anima todas las actividades en que se especifican dichas funciones fundamentales.

En lo que concierne a la docencia, la Universidad de Chile promueve, en sus distintos niveles, una docencia integrada que articule la formación general y especializada con la formación ética y cultural amplia; y la formación básica con la formación profesional, animada esta última por la vocación de servicio público. Manifiesta, además, una permanente preocupación por la calidad, actualización y creatividad en el ejercicio de esta función.

La Universidad de Chile estimula y desarrolla, con interés equivalente, la investigación en los dominios de la ciencia, la filosofía, las humanidades y las tecnologías; asimismo fomenta la creación artística en todas sus manifestaciones y orientaciones.

La Universidad de Chile concibe la extensión como una actividad programática, de diálogo e interacción con el medio social, haciéndole a éste sus contribuciones, a la vez que se nutre de aquello que el medio social le entrega. En virtud de esto, la extensión es una función sustantiva de la Universidad, mediante la cual ésta se relaciona con el medio social.

4. Relaciones con el Estado, el Gobierno, la Sociedad Civil

 

Por ser la Universidad de Chile una institución del Estado, la relación con éste es de compromiso y responsabilidad recíprocos, con respeto a la autonomía universitaria en todas las dimensiones que ella comprende. El respeto a dicho principio no exime al Estado de sus responsabilidades de financiamiento, defensa y dignificación de la Universidad ni a ésta del deber de responder al Estado con el cabal cumplimiento de su misión. Formalmente, esta relación debiera establecerse a través de mecanismos de coordinación institucionalizados y permanentes, que se ocupen especialmente de los asuntos técnicos y presupuestarios, y cuya eficiencia sea periódicamente evaluada.

La relación con el gobierno de la nación supone independencia crítica de ambas partes y no se subordina a intereses de grupo.

De acuerdo con el sentido de la misión de la Universidad de Chile, su relación con la sociedad civil se define básicamente en términos de colaboración e intercambio permanentes con los diversos sectores, públicos y privados; de contribución al fortalecimiento del tejido social, y de convocatoria a las visiones de la sociedad respecto del desarrollo integral de la nación al que la Universidad contribuye y dedica sus esfuerzos.

La colaboración con el sector público y privado estará sujeta a normas de calificación ética consecuentes con la misión de la Universidad.

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

B. RELACIONES CON EL CONTEXTO UNIVERSITARIO

 

5. Relaciones con otras universidades y entidades culturales

Las relaciones de intercambio y cooperación académicos que la Universidad de Chile establece con otras universidades y entidades culturales, tanto nacionales como extranjeras, deben orientarse a favorecer el desarrollo de la Universidad y el cumplimiento de su misión.

La política de relaciones académicas externas de la Universidad de Chile se define, por lo tanto, dentro de un marco establecido por la misión, los fines y principios que inspiran a la Universidad, con independencia respecto de dictados, metas y directrices emanados de organismos externos, sean éstos nacionales o internacionales, y atendiendo a la idoneidad de las instituciones con las que se relaciona. Especial importancia tendrán las relaciones con las instituciones del sistema universitario latinoamericano.

La implementación de la política de relaciones académicas externas demanda contar con los recursos necesarios, con la estructura institucional que, con criterios de dinamismo y transparencia, la lleva a cabo, y con instancias evaluadoras de las actividades comprometidas en convenios y programas de colaboración e intercambio.

 

6. Relaciones con el sistema universitario nacional

Dentro de la política de relaciones académicas externas de la Universidad de Chile, tienen un especial relieve las relaciones que ella establece con las universidades que conforman el sector estatal del sistema universitario chileno.

Respecto de él, la Universidad de Chile promueve permanentemente el establecimiento de relaciones efectivas de colaboración, apoyo y acción conjunta y solidaria con las universidades estatales con el fin de impulsar políticas y acciones encaminadas a atender las necesidades y requerimientos del país.

 

7. Políticas de Educación Superior

La Universidad de Chile debe tener presencia e incidencia en la fijación de políticas de Educación Superior y en las acciones de información, regulación y evaluación del sistema nacional de educación superior.

 

9. Situación legal (Opción a)

 

Actualmente la Universidad de Chile tiene una ley propia que la rige. En el futuro:

 

La Universidad de Chile deberá tener un tratamiento legal propio, sea en una ley especial o en un acápite especial de una Ley Marco General para las universidades estatales.

 

10. Tratamiento legal propio (Opción b)

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 9, se prefiere:

 

Un acápite en una Ley Marco que, insertando a la Universidad de Chile en el sistema universitario estatal, cautele algunas características diferenciadoras de la institución. 

PROPUESTAS RECHAZADAS

 

  1. MISION, DEFINICION, FUNCIONES Y RELACION CON LA SOCIEDAD

 

 

2. Definición (Opción a)

La Universidad de Chile es ante todo y esencialmente una comunidad, reconocida por ley como institución autónoma del Estado.

 

8. Superintendencia para el sistema universitario

 

Se propone la creación de un organismo autónomo, análogo a una superintendencia para el sistema universitario, encargado de:

 

—Desarrollar criterios de evaluación del sistema universitario a nivel nacional.

—Proponer la distribución, de acuerdo a los instrumentos y mecanismos establecidos, de los recursos dirigidos a las universidades.

—Proponer e implementar las regulaciones necesarias en el ámbito de la educación superior chilena.

 

9. Situación legal (Opción b)

 

Actualmente la Universidad de Chile tiene una ley propia que la rige. En el futuro:

 

La Universidad de Chile deberá tener un tratamiento legal común con las demás universidades estatales, en el contexto de una Ley Marco General.

 

10. Tratamiento legal propio (Opción a)

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 9:

 

Una ley propia para la Universidad, que cautele su misión y las características que la diferencian del resto del sistema universitario estatal.

 

4.2. Comunidad, Gobierno y Participación: propuestas acordadas, rechazadas y sin definición

 

II. COMUNIDAD, GOBIERNO Y PARTICIPACIÓN

PROPUESTAS APROBADAS

 

PRINCIPIOS PERMANENTES

  1. COMUNIDAD

11. Comunidad

 

La comunidad universitaria está integrada por académicos, estudiantes y funcionarios, que se reconocen como estamentos y adquieren la calidad de miembros de tal comunidad por el ejercicio de quehaceres que se desprenden de la misión de la Universidad, con excelencia, dedicación y compromiso.

 

12. Soberanía de la comunidad

La soberanía de la comunidad universitaria es la potestad de definir y regular el quehacer universitario que se desprende de su misión y de generar sus propias formas de gobierno. Los miembros de la comunidad tienen diferentes derechos tanto para generar poder como para ejercerlo, de acuerdo a la naturaleza de sus funciones.

 

13. Definición del estamento académico

 

Son académicos quienes tienen un nombramiento vigente y detentan una jerarquía académica en la Universidad de Chile. Este estamento forma el cuerpo permanente de la Universidad encargado de cultivar sus funciones fundamentales; en esa medida, le corresponde la responsabilidad principal de la deliberación, diseño y aplicación de las políticas institucionales, con arreglo a sus derechos políticos.

 

 

B. GOBIERNO

 

 

16. Concepto de Gobierno Universitario

 

El gobierno universitario es la estructura orgánica encargada de generar, aplicar y evaluar la política universitaria en sus diversas dimensiones y niveles. Contempla la distinción e interacción de las tres funciones: ejecutiva, normativa y evaluadora.

 

 

 

17. Función Ejecutiva

 

La función ejecutiva consiste en conducir la gestión institucional; proponer políticas y cambio de normas; formular y proponer el presupuesto anual; recibir, elaborar y dirigir proyectos y programas institucionales; y administrar la marcha de la institución.

 

18. Función Normativa

 

La función normativa consiste en la definición, dictación, interpretación y modificación de normas y reglamentos administrativos, evaluativos y de convivencia; en la aprobación de políticas generales, incluyendo indicaciones al presupuesto anual y de inversión; en el ejercicio de funciones fiscalizadoras del proceso de desarrollo de esas políticas; y en la convocación, por lo menos cada diez años, a un Encuentro y/o Referéndum Universitario.

 

19. Función Normativa: atribución adicional

 

Habiéndose aprobado la Propuesta 18, se propone agregar lo siguiente:

Sin perjuicio de las funciones del Ejecutivo, el poder normativo podrá elaborar planes institucionales de corto y largo plazo, proponiendo su financiamiento.

 

20. Función Evaluadora

 

La función evaluadora se regirá por parámetros coherentes con la misión, que serán establecidos por quien ejerza el poder normativo. Persigue lograr la excelencia de la institución en el desempeño de las funciones fundamentales, en el contexto de los planes y proyectos institucionales y de las características del grupo de trabajo en que se está integrado. Su ámbito de acción será al menos individual.

 

21. Función Evaluadora: ámbito de acción institucional

 

La función evaluadora debe aplicarse también en la evaluación de la gestión institucional.

 

22. Función Evaluadora: ámbito de acción individual (Opción b)

 

La función evaluadora se aplica en la evaluación y calificación individual de los miembros de la institución, actuando sobre:

La carrera académica y la carrera funcionaria.

 

23. Criterios de evaluación de los académicos

 

El proceso de evaluación y calificación deberá ser integral y acorde con la misión de la Universidad. La evaluación de los miembros de la Universidad debe considerar la opinión de sus pares inmediatos, tener en cuenta las características de la especialidad disciplinaria y el contexto de la realidad de cada unidad, y ponderar apropiadamente los aspectos cualitativos.

 

 

 

24. Formas de ejercer el Gobierno Superior (Opción a)

 

Las funciones del Gobierno Universitario Superior, se ejercen en forma independiente, a través de órganos de carácter resolutivo en sus ámbitos de acción (Consejo Directivo, Consejo Normativo y Órgano Evaluador). Estos ámbitos y las interrelaciones de los órganos serán regulados por el Estatuto Orgánico.

 

25. Consejo Directivo: definición e integración

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 24:

 

El Consejo Directivo será el órgano superior encargado de la función ejecutiva. Debe asegurar el funcionamiento de la institución, coordinando la gestión a diferentes niveles y proponiendo planes y políticas.

 

El Consejo Directivo estará compuesto por el Rector, que lo preside, el Prorrector, los Vicerrectores, las Autoridades de las unidades académicas mayores, un representante de los estudiantes, un representante de los funcionarios, uno de los académicos y representantes externos.

 

30. Académicos elegibles para el Consejo Normativo

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 24:

 

Para el Consejo Normativo son elegibles los académicos de la categoría de Profesor, con nombramiento vigente, permanencia ininterrumpida en la institución durante los últimos dos años como mínimo, y que hayan obtenido la más alta calificación en el último proceso correspondiente.

 

32. Estudiantes elegibles para el Consejo Normativo

 

En el caso de aprobarse la Opción a o la Opción b de la Propuesta 26:

 

Para el Consejo Normativo son elegibles todos los estudiantes sin restricciones.

 

 

 

33. Funcionarios elegibles para el Consejo Normativo

 

Esta propuesta estaría aprobada, en los términos siguientes, si se aprobase la Opción a de la Propuesta 26:

 

Para el Consejo Normativo son elegibles todos los funcionarios de planta, con una permanencia ininterrumpida en la institución durante los últimos tres años como mínimo, y en Lista 1 de mérito.

 

35. Gobierno de las unidades académicas mayores

 

Las unidades académicas mayores deben distinguir estructuralmente las funciones y atribuciones ejecutivas y normativas.

 

36. Gobierno de las unidades académicas básicas

 

Las unidades académicas básicas deben distinguir estructuralmente funciones y atribuciones ejecutivas y normativas.

 

D. GENERACIÓN DE AUTORIDADES UNIPERSONALES

 

37. Elección de Rector (Opción a)

 

El Rector será elegido mediante:

Votación del estamento académico.

 

39. Elección de autoridades de la unidades académicas mayores (Opción a)

 

Serán elegidas mediante:

Votación del estamento académico de la unidad académica correspondiente.

 

40. Generación de autoridades de las unidades académicas básicas (Opción a)

 

Serán generados por elección directa de acuerdo a un reglamento general de la Universidad.

 

41. Mecanismo de elección de la autoridad de unidad académica básica (Opción a)

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 40, la elección de esta autoridad será por:

Votación del estamento académico de la unidad académica correspondiente.

 

E. DERECHOS POLÍTICOS

 

43. Académicos con derechos políticos (Opción a)

 

Los derechos políticos de los académicos serán definidos en un reglamento por la nueva institucionalidad de la Universidad, debiendo considerar el cumplimiento de las funciones fundamentales universitarias y la dedicación horaria ejercida.

 

44. Estudiantes con derechos políticos

 

Tendrán derechos políticos los estudiantes que están matriculados y reconocidos como tales por la Universidad.

 

PROPUESTAS RECHAZADAS

 

B. GOBIERNO

 

22. Función Evaluadora: ámbito de acción individual (Opción a)

 

La función evaluadora se aplica en la evaluación y calificación individual de los miembros de la institución, actuando sobre:

 

La carrera académica.

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

C. ORGANOS DE GOBIERNO

 

24. Formas de ejercer el Gobierno Superior (Opción b)

 

Las funciones ejecutivas y normativas se ejercen concentradas en un sólo órgano de carácter resolutivo. La función evaluadora será ejercida por un órgano independiente.

 

29. Participantes externos en el Consejo Normativo

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 24:

Adicionalmente a los números alternativos de representantes de la comunidad universitaria, se propone la participación de representantes externos en el Consejo Normativo.

 

D. GENERACION DE AUTORIDADES UNIPERSONALES

 

37. Elección de Rector (Opción b)

 

El Rector será elegido mediante:

Votación triestamental ponderada por estamento.

 

 

39. Elección de autoridades de la unidades académicas mayores (Opción b)

 

Serán elegidas mediante:

Votación triestamental ponderada por estamento de la unidad académica correspondiente.

 

40. Generación de autoridades de las unidades académicas básicas (Opción b)

 

Serán generados de acuerdo a reglamentos específicos de las unidades académicas.

 

41. Mecanismo de elección de la autoridad de unidad académica básica (Opción b)

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 40, la elección de esta autoridad será por:

 

Votación ponderada por estamento de académicos y estudiantes.

 

E. DERECHOS POLITICOS

 

43. Académicos con derechos políticos (Opción b)

 

Tendrán derechos políticos los académicos que realizan al menos dos de las funciones fundamentales acordes con la misión de la Universidad, que hayan sido evaluados y que tengan algún tipo de vínculo contractual con la Universidad de Chile.

 

PROPUESTAS SIN DEFINICION

 

PRINCIPIOS PERMANENTES

A. COMUNIDAD

 

14. Definición del estamento estudiantil

 

Son estudiantes quienes están reconocidos como tales por la Universidad como alumnos de pregrado, post grado o postítulo. Este estamento forma un cuerpo periódicamente renovado que es el destinatario activo de las funciones fundamentales. En esa medida, le corresponde participar en la deliberación, diseño y aplicación de las políticas institucionales, con arreglo a sus derechos políticos.

 

15. Definición de estamento funcionario

 

Son funcionarios aquellas personas que, en virtud de un nombramiento vigente, en calidad de planta o contrata, en las categorías de directivos, profesionales, técnicos, administrativos y servicios, realizan funciones de apoyo y colaboración a la misión académica y universitaria en general, y son evaluados y promovidos por un reglamento de carrera funcionaria. Este estamento forma un cuerpo permanente de la Universidad y, en tal calidad, participa en la deliberación de las políticas institucionales y en la aplicación de las tareas que se desprenden de ellas, con arreglo a sus derechos políticos.

 

26. Consejo Normativo: definición e integración

 

Habiéndose aprobado la Opción a de la Propuesta 24:

 

El Consejo Normativo será el órgano colegiado superior encargado de ejercer la función normativa. Estará integrado por representantes de la comunidad universitaria que se comprometan a legislar para generar un cuerpo estable de normas que estimule el cumplimiento de la misión universitaria. Los miembros representantes de la comunidad universitaria serán:

 

Opción a: Académicos, estudiantes y funcionarios.

Opción b: Académicos y estudiantes.

Opción c: Académicos.

 

27. Composición triestamental del Consejo Normativo

 

En el caso de aprobarse la Opción a de la Propuesta 26, el Consejo Normativo estará compuesto por:

 

Opción a: 32 miembros: 25 académicos, 5 estudiantes y 2 funcionarios.

Opción b: 41 miembros: 28 académicos, 10 estudiantes y 3 funcionarios.

 

28. Composición monoestamental del Consejo Normativo

 

En el caso de aprobarse la Opción c de la Propuesta 26, el Consejo Normativo estará compuesto por:

 

Opción a: 36 miembros académicos, elegidos 16 de ellos por cada una de las unidades académicas mayores, más 20 académicos elegidos por tales unidades en una proporcionalidad por determinar.

Opción b: 25 miembros académicos, elegidos 16 de ellos por cada una de las unidades académicas mayores, y el resto en forma transversal en una proporcionalidad por determinar.

 

 

31. Requisito adicional de elegibilidad

 

Habiéndose aprobado la Propuesta 30, para ser elegibles al Consejo Normativo, adicionalmente a los requisitos enunciados en la propuesta 30, el nombramiento vigente de los académicos deberá ser:

 

Opción a: De jornada completa.

Opción b: De a lo menos 22 horas semanales.

Opción c: Sin restricción horaria.

 

34. Generación del Órgano de Evaluación

 

La generación del Órgano Evaluador Central será:

 

Opción a: Por designación del Poder Normativo.

Opción b: Por designación del Poder Normativo, a proposición del órgano evaluador.

Opción c: Otra opción.

 

38. Elección de Rector: claustro académico

 

La elección de Rector por el estamento académico deberá ser mediante:

 

Opción a: Votación de todos los académicos.

Opción b: Votación de los académicos con jerarquía de Profesor.

Opción c: Otra opción.

 

42. Modalidades de generación de la autoridad de unidad académica básica

 

En caso de aprobarse la Opción b de la Propuesta 40, la generación de esta autoridad se efectuará:

 

Opción a: A través de una modalidad decidida por los propios claustros académicos de los Departamentos.

Opción b: A través de una modalidad decidida por los propios claustros académicos de cada Facultad o Instituto.

 

E. DERECHOS POLITICOS

 

45. Funcionarios con derechos políticos

 

Los funcionarios que tienen derechos políticos:

 

Opción a: Son aquellos que tienen nombramiento de planta.

Opción b: Son aquellos que tienen nombramiento de planta o contrata.

 

 

 

4.3. Función, Organización y Estructura: propuestas acordadas, rechazadas y sin definición

III FUNCIÓN, ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA

PROPUESTAS APROBADAS

PRINCIPIOS PERMANENTES

  1. CRITERIOS GENERALES

46. Integración transversal

La estructura y funcionamiento de la Universidad deben responder a la lógica y necesidades de su desarrollo académico integral. Para satisfacer este objetivo las unidades académicas deben promover y desarrollar activamente políticas y mecanismos de integración transversal con otras unidades y disciplinas.

47. Autonomía de gestión académica

La gestión académica de las unidades correspondientes será autónoma, debiendo resguardar, en cada caso, la coherencia con el plan de desarrollo de su nivel superior y de la Universidad.

48. Planes de desarrollo

La Universidad y sus unidades académicas deben elaborar y aplicar planes de desarrollo en forma periódica, que sean coherentes con los principios que regulan la misión de la Universidad.

 

B UNIDADES ACADÉMICAS

 

49. Definición de unidad académica básica y unidad académica mayor

Unidad académica básica es aquella que integra las funciones fundamentales en el contexto de una disciplina.

Unidad académica mayor es aquella que integra disciplinas en el contexto de un área del conocimiento. Sus funciones son las de coordinar administrativamente a las unidades básicas que la constituyen, organizar y dirigir actividades de su competencia y fomentar el quehacer multi e interdisciplinario y profesional.

50. Creación y supresión de unidades académicas

La creación, fusión o supresión de unidades académicas mayores debe enmarcarse en la organización y desarrollo coherente de las grandes áreas del conocimiento. La creación, fusión o supresión de unidades académicas básicas debe enmarcarse en la dinámica de las disciplinas y de sus interacciones y en las políticas de desarrollo de las unidades académicas mayores. Toda proposición de creación, fusión o supresión de unidades básicas debe ser sometida a la aprobación de quien ejerza el poder normativo en la unidad académica mayor correspondiente, sobre la base de criterios generales definidos institucionalmente.

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

C. DOCENCIA

51. Función de las Escuelas de Pregrado

Las Escuelas de Pregrado tienen como única responsabilidad la administración y coordinación de la docencia, y de los planes y programas de estudio.

52. Atribuciones de las Escuelas de Pregrado (Opción b)

Las Escuelas de Pregrado pueden contratar docentes.

53. Programa de Bachillerato (Opción a)

Considerado como un mecanismo de ingreso a la Universidad, el Programa de Bachillerato debe mantenerse dependiendo de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos y Estudiantiles.

54. Organismo central encargado de la docencia

Debe existir un organismo central responsable de velar por la calidad de la docencia, y promover tanto planes de formación de docentes, como el desarrollo de nuevas metodologías docentes.

 

55. Evaluación de la docencia

El proceso de evaluación de la docencia debe considerar la opinión de los estudiantes, a través de instrumentos regulares y reglamentados. Dicha opinión debe tener una gravitación específica en el proceso de calificación académica, sólo en cuanto a la función docente.

 

 D EXTENSIÓN

56. Extensión Universitaria

Se propone crear al interior de cada una de las unidades académicas mayores, un organismo encargado de las funciones de extensión. Las actividades de estos organismos serán coordinadas por una unidad central.

57. Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile

Se deberá crear una unidad de extensión artística y cultural, coherente con las características que la misión de la Universidad asigna a la función extensional. Esta unidad agrupará a los distintos organismos y cuerpos afines. Su conducción debe ser reglamentada por quien ejerza el poder normativo superior, considerando la integración de la diversidad de disciplinas de la Universidad, con especial enfásis en el área de creación artística.

E ACTIVIDADES Y ORGANISMOS COMPLEMENTARIOS

58. Prestación de Servicios

La Universidad reconocerá a la prestación de servicios como actividad académica e institucional, bajo el único resguardo de que sea coherente con la misión y concurrente con el desarrollo de una o más de las cuatro funciones fundamentales.

 

 

PROPUESTAS RECHAZADAS

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

C. DOCENCIA

52. Atribuciones de las Escuelas de Pregrado (Opción a)

Como regla general, las Escuelas de Pregrado administran y coordinan la actividad docente de académicos contratados por los Departamentos. Al respecto se plantea la siguiente alternativa:

Las Escuelas de Pregrado no pueden contratar docentes.

53. Programa de Bachillerato (Opción b)

Considerado como un mecanismo de ingreso a la Universidad, el Programa de Bachillerato debe depender de un organismo creado al efecto o de alguna unidad académica mayor.

 

E. ACTIVIDADES Y ORGANISMOS COMPLEMENTARIOS

59. Creación de la Oficina de Mediación Autónoma (Ombudsman)

Se deberá crear una Oficina de Mediación Autónoma (Ombudsman), cuya función será orientar e intermediar en los conflictos académicos, administrativos o éticos que enfrentan los miembros de la Comunidad Universitaria.

 

 

4.4. Financiamiento y gestión: propuestas acordadas, rechazadas y sin definición

 

IV. FINANCIAMIENTO Y GESTIÓN

 

PROPUESTAS APROBADAS

 

PRINCIPIOS PERMANENTES

 

60. Principios y criterios generales

 

El financiamiento de la Universidad de Chile, tanto en sus principios como en sus mecanismos y montos, debe ser plenamente coherente con el desarrollo y la materialización de los elementos centrales de la misión de la universidad y estar supeditado a éstos.

La Universidad de Chile, para ser coherente con su misión y posibilitar su adecuado funcionamiento, requiere de un aporte fundamental y suficiente por parte del Estado.

El aporte fiscal es primordial, entre otras razones, para : garantizar la existencia de pluralidad en la actividad académica; posibilitar el acceso a la universidad de estudiantes capaces pero de recursos económicos insuficientes, impulsando así la movilidad social; promover una mayor equidad social; y desarrollar las actividades esenciales en la misión de la Universidad y su incidencia a nivel nacional, priorizando aquellas que, siendo esenciales al quehacer universitario, no son financiables por otras vías.

No obstante lo anterior, el esquema de financiamiento propiciado incluye la posibilidad de generar fondos propios a través de mecanismos tales como aranceles, fondos concursables o ingresos provenientes de la prestación de servicios originados en las unidades académicas, sean tales fondos de fuentes públicas o privadas. La generación de fondos propios debe estar sujeta a una adecuada regulación por parte de la Universidad que asegure : i) que estas actividades sean compatibles con la misión de la Universidad y su proyecto de desarrollo; y ii) que no se comprometa el quehacer de la unidad académica.

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

A. FUENTES Y MECANISMOS DE FINANCIAMIENTO

 

61. Evolución del financiamiento estatal

 

Como criterio general se estima conveniente que la evolución del financiamiento estatal a la educación superior esté en estrecha relación con el crecimiento general de la economía.

 

62. Instrumentos del financiamiento estatal

 

Con respecto a los instrumentos a través de los cuales el Estado distribuiría su aporte a las Universidades, se estima que éstos debieran corresponder, al menos, a los siguientes:

 

Aporte Fiscal Institucional: Se trata de un aporte de libre disponibilidad, destinado a financiar el funcionamiento basal de la Universidad, considerando sus partidas de gasto más importantes como el financiamiento de la planta de funcionarios académicos y no académicos, los gastos básicos de operación e inversión, programas de formación académica, etc.

Este aporte deberá poseer un horizonte temporal adecuado y estar asociado a indicadores adecuados, objetivos y transparentes que reflejen el volumen y la calidad de la actividad académica, teniendo debida cuenta de la heterogeneidad propia de las distintas áreas del conocimiento.

 

Aporte Fiscal a Proyectos Específicos: Aporte destinado a financiar proyectos de diversa envergadura, incluidos los de desarrollo de creación artística y programas de extensión, asociados a su carácter y relevancia pública. La duración del financiamiento y la periodicidad de la evaluación serían materias asociadas a los proyectos mismos.

 

Aporte Fiscal por Concepto de Financiamiento Estudiantil: Aporte destinado a financiar la asistencia económica de aquellos estudiantes que, acreditando capacidades académicas, no posean recursos económicos para contribuir parcial o totalmente a sufragar los costos que demanda su formación.

 

Aporte Fiscal a Fondos de Investigación, Creación Artística y Postgrados: Aporte destinado a financiar, vía concursos, actividades de investigación, creación artística, postítulos, postgrados, y postdoctorados.

 

63. Cobertura del Aporte Fiscal Institucional basal (Opción a)

 

De existir el Aporte Fiscal Institucional basal y de libre disponibilidad descrito en la Propuesta 62, éste debería estar destinado:

Sólo a las universidades estatales.

 

67. Aporte Fiscal Indirecto (Opción a)

 

Respecto del Aporte Fiscal Indirecto, uno de los mecanismos actuales de financiamiento del sistema universitario, se proponen las siguientes opciones:

 

Se propone reemplazar el actual Aporte Fiscal Indirecto como mecanismo de financiamiento del sistema universitario. Se considera inconveniente la aplicación del principio de competencia entre universidades en la captación de estudiantes, porque esta forma de financiamiento estatal de las universidades supedita decisiones institucionales y académicas a variables económicas.

 

 B. ASIGNACION DE LOS RECURSOS AL INTERIOR DE LA UNIVERSIDAD

 

68. Mecanismos de asignación de los recursos al interior de la Universidad (Opción c)

 

Se plantea la existencia de un fondo común a nivel central. Las opciones propuestas para la generación del fondo son las siguientes:

 

Todos los recursos que percibe la Universidad y que no son percibidos directamente por las unidades académicas pasan a formar parte de un fondo común. El resto de los recursos que perciben las unidades académicas quedará a disposición de éstas, a excepción de una contribución que pasará a formar parte del fondo común.

 

 

C. GESTIÓN Y RECURSOS HUMANOS

 

69. Criterios generales

 

Es necesario contar con mecanismos adecuados de evaluación del cumplimiento de los objetivos institucionales. En particular, se estima indispensable considerar distintos horizontes de evaluación (corto, mediano y largo plazo) según la naturaleza de la actividad financiada.

Adicionalmente, la gestión de los recursos en la Universidad debe caracterizarse por ser: a) participativa; b) transparente; c) sujeta a evaluación y control; d) descentralizada; y e) eficiente. Este último concepto debe entenderse en un sentido amplio y ser coherente con el logro de los objetivos fijados por la institución, teniendo en consideración las disponibilidades de recursos existentes.

En función de la eficiencia de la gestión y del desarrollo integral de la comunidad universitaria, la Universidad debe tener una política de recursos humanos centrada en la excelencia y el compromiso recíproco entre las personas y la institución.

 

71. Gestión de recursos humanos y carrera funcionaria (Opción c)

 

La gestión de recursos humanos y, en particular, la determinación de las remuneraciones y condiciones de trabajo deberán ceñirse estrictamente a las normas contenidas en un Estatuto del Personal que establezca y regule la carrera funcionaria de académicos y no académicos dentro de la Universidad. Este Estatuto establecerá normas sobre remuneraciones y sus componentes (sueldo base, asignación por antigüedad, asignación por desempeño); sobre carrera funcionaria; término del contrato e indemnizaciones; planes de retiro.

 

72. Auditoría externa

 

Con respecto a los balances y estados financieros de la Universidad de Chile se establece que éstos deberán ser objeto de una auditoría obligatoria de carácter anual realizada por una institución externa.

 

 

73. Auditoría externa: Difusión (Opción a)

 

Habiéndose aprobado la Propuesta 72 esta auditoría :

 

Será de conocimiento público.

 

75. Competencia de la Contraloría General de la República (Opción b)

 

La Contraloría General de la República debería tener competencia en materia de fiscalización sobre la administración del total de los recursos de la Universidad, independientemente de su origen.

 

76. Rol de la Contraloría General de la República (Opción b)

 

La Contraloría General de la República debería reducir sus atribuciones sin afectar la cobertura de temas que le competen en la actualidad. En particular, se propone que ella actúe en general a posteriori, sin perjuicio que para algunos temas específicos pueda actuar con antelación.

 

 

D. FINANCIAMIENTO ESTUDIANTIL

 

 

77. Criterios generales

 

En materia de financiamiento estudiantil, se establecen los siguientes criterios:

 

— Todo estudiante que lo amerite académicamente debe tener garantizada la posibilidad de estudiar en la Universidad, independientemente de su condición socioeconómica actual.

— Es necesario contar con un sistema de acreditación socioeconómica único para el sistema universitario nacional.

— El cálculo del aporte estatal al financiamiento estudiantil debe incorporar los gastos de mantención.

— Se considera necesario establecer un arancel de referencia que tienda a reflejar los costos reales de las carreras y opere sólo para efectos de determinar los montos que recibirán las instituciones universitarias por concepto de crédito, becas o subsidio diferenciado, según corresponda al mecanismo de financiamiento estudiantil que se adopte.

 

 

TRANSICION

 

79. Incremento de corto plazo en el financiamiento estatal

 

Los montos actuales de financiamiento estatal percibidos por el sistema universitario y, en particular, por la Universidad de Chile son insuficientes y requieren de un incremento significativo en el corto plazo.

Del mismo modo, para el acceso al sistema universitario de aquellos estudiantes que lo ameriten, se requiere de un incremento significativo de los montos actuales de financiamiento estudiantil.

 

80. Fondo de Reparación de la Deuda Histórica del Estado con las Universidades

 

El Estado debería crear, a través de una glosa especial del presupuesto nacional y de manera adicional a los presupuestos para educación superior, un Fondo de Reparación de la Deuda Histórica del Estado con las Universidades Tradicionales. Dicho Fondo debería distribuirse entre las Universidades del Consejo de Rectores bajo criterios a establecer en un organismo especial, con participación del Ministerio de Educación, el Parlamento, Rectores, representantes nacionales de académicos, estudiantes y funcionarios. Su objetivo debiera ser proveer a las Universidades de recursos que se destinen a inversión en infraestructura; inversión en equipamiento; programas de mejoramiento de gestión administrativa; programas de desvinculación de personal académico y no académico, entre otros. Estos recursos no podrían emplearse en gastos de operación ni en deudas. La entrega de este Fondo debería completarse un plazo no mayor de 5 años y su monto debería estar relacionado con lo invertido en la reforma para la Educación Básica y Media.

PROPUESTAS RECHAZADAS

PROYECTO INSTITUCIONAL

A. FUENTES DE MECANISMOS DE FINANCIAMIENTO

 

63. Cobertura del Aporte Fiscal Institucional basal (Opciones b y c)

 

De existir el Aporte Fiscal Institucional basal y de libre disponibilidad descrito en la Propuesta 62, éste debería estar destinado:

 

b) Sólo a las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores.

c) A cualquier institución universitaria debidamente acreditada.

 

67. Aporte Fiscal Indirecto (Opción b)

 

Respecto del Aporte Fiscal Indirecto, uno de los mecanismos actuales de financiamiento del sistema universitario, se proponen las siguientes opciones:

 

Se propone mantener el actual Aporte Fiscal Indirecto como mecanismo de financiamiento del sistema universitario. Se considera conveniente la aplicación del principio de competencia entre universidades en la captación de estudiantes como mecanismo asociado al financiamiento estatal de las universidades pues estimula un sano desarrollo del sistema universitario al reflejar en forma adecuada las preferencias de los postulantes a las universidades.

 

 

B. ASIGNACION DE LOS RECURSOS AL INTERIOR DE LA UNIVERSIDAD

 

68. Mecanismos de asignación de los recursos al interior de la Universidad (Opciones a y b)

 

Se plantea la existencia de un fondo común a nivel central. Las opciones propuestas para la generación del fondo son las siguientes:

 

a) Todos los recursos que la Universidad y sus Unidades Académicas perciben o generan pasan a formar parte de un fondo común.

 

b) Todos los recursos que percibe la Universidad y que no son percibidos directamente por las unidades académicas pasan a formar parte de un fondo común. El resto de los recursos que perciben las unidades académicas quedará a disposición de éstas.

 

C. GESTION Y RECURSOS HUMANOS

 

71. Gestión de recursos humanos y carrera funcionaria (Opciones a y b)

 

En relación con los aspectos referidos a las remuneraciones, condiciones de trabajo y carrera funcionaria de académicos y no académicos al interior de la Universidad, se plantean las siguientes opciones:

 

a) La gestión de recursos humanos y, en particular, la determinación de las remuneraciones y condiciones de trabajo serán descentralizadas a nivel de las unidades académicas mayores, las que tendrán plena autonomía y se regirán de acuerdo con las normas generales del Estatuto Administrativo.

 

b) La gestión de recursos humanos y, en particular, la determinación de las remuneraciones y condiciones de trabajo serán descentralizadas a nivel de las unidades académicas mayores, pero existirá un conjunto de normas mínimas a nivel central que será aplicable a toda la Universidad, además de las normas generales del Estatuto Administrativo. Todo lo que supere dichas normas mínimas será determinado en cada unidad.

73. Auditoría externa: Difusión (Opción b)

 

En caso de aprobarse la Propuesta 72 esta auditoría :

 

No será de conocimiento público.

 

75. Competencia de la Contraloría General de la República (Opción a)

 

La Contraloría General de la República debería tener competencia en materia de fiscalización exclusivamente sobre la administración de los recursos de la Universidad que provienen del Estado.

 

76. Rol de la Contraloría General de la República (Opciones a y c)

 

Con el objeto de agilizar la actual gestión de la Universidad se propone potenciar el organismo de contraloría interna y disminuir el rol que actualmente cumple la Contraloría General de la República. Al respecto se proponen dos opciones que limitan el actual rol de esta última:

 

a) La Contraloría General de la República debería reducir sus atribuciones en materia de: i) Cobertura de temas que le competen: sólo podrá actuar en algunos temas específicos por determinar; ii) Oportunidad de su actuar: sólo podrá actuar a posteriori.

 

c) Otra opción

 

PROPUESTAS SIN DEFINICION

 

PROYECTO INSTITUCIONAL

  1. FUENTES Y MECANISMOS DE FINANCIAMIENTO

 

 

64. Cobertura del Aporte Fiscal a Proyectos Específicos

 

De existir el Aporte Fiscal a Proyectos Específicos descrito en la Propuesta 62, éste debería estar destinado:

 

Opción a: Sólo a las universidades estatales.

Opción b: Sólo a las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores.

Opción c: A cualquier institución universitaria debidamente acreditada.

 

 

 

65. Cobertura del Aporte Fiscal para financiamiento estudiantil

 

De existir el Aporte Fiscal por concepto de financiamiento estudiantil descrito en la Propuesta 62, éste debería estar destinado:

 

Opción a: Sólo a los estudiantes de las universidades estatales.

Opción b: Sólo a los estudiantes de las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores.

Opción c: A los estudiantes de cualquier institución de Educación Superior debidamente acreditada, incluyendo los Institutos Profesionales y los Centros de Formación Técnica.

 

66. Cobertura del Aporte Fiscal a Fondos de Investigación, Creación y Postgrados

 

De existir el Aporte Fiscal a Fondos de Investigación, Creación y Postgrados descrito en la Propuesta 62, éste debería estar destinado:

Opción a: Sólo a las universidades estatales;

Opción b: Sólo a las universidades pertenecientes al Consejo de Rectores;

Opción c: A cualquier institución universitaria debidamente acreditada.

 

 

C. GESTION Y RECURSOS HUMANOS

 

70. Gestión administrativa y financiera

 

Para todos los aspectos referidos a la gestión administrativa y financiera, con excepción de aquellos referidos a las remuneraciones, condiciones de trabajo y carrera funcionaria de académicos y no académicos, se identifican tres opciones:

 

Opción a: La gestión será descentralizada a nivel de las unidades académicas mayores las que tendrán plena autonomía y se regirán de acuerdo con un plan estratégico elaborado por ellas y aprobado por la instancia normativa superior, el que debe ser concordante con la Misión de la Universidad.

Opción b: La gestión será descentralizada a nivel de las unidades académicas mayores, pero, sin perjuicio de las normas contenidas en su plan de desarrollo, existirán algunas regulaciones a nivel central que enmarcarán la conducta de éstas.

Opción c: La gestión será descentralizada a nivel de las unidades académicas mayores, pero, sin perjuicio de las normas contenidas en su plan de desarrollo, existirán algunas regulaciones específicas a nivel central que determinarán algunos aspectos que no quedarán al arbitrio de éstas.

 

74. Contratos a honorarios

 

Opción a: Los contratos a honorarios no tendrán restricciones en términos de montos o porcentajes máximos de la planta, en la medida en que las funciones correspondientes sean concordantes con la misión de la Universidad.

Opción b: Los contratos a honorarios deberán estar sujetos a dos condiciones: i) no exceder porcentajes y montos máximos de la planta; y ii) contribuir a las necesidades y desarrollo de la unidad correspondiente.

 

D. FINANCIAMIENTO ESTUDIANTIL

 

78. Mecanismos de financiamiento estudiantil

 

Respecto de los mecanismos específicos de financiamiento estudiantil, las opciones son las siguientes:

 

Opción a: Se debe establecer un sistema de arancel diferenciado, a través del cual el Estado subsidiaría el diferencial entre el aporte del estudiante, determinado de acuerdo a su capacidad socioeconómica, y el costo real calculado de la carrera. Para este efecto, el Estado creará un fondo nacional de subsidio diferenciado y becas.

Opción b: Se debe establecer un sistema de crédito universitario y becas estudiantiles. Este sistema contemplará tanto becas para estudiantes de bajos recursos como un crédito universitario, cuyo reembolso será gradual y dependerá de los ingresos que el estudiante obtenga en el futuro. Para este efecto el Estado creará un fondo nacional de crédito y becas.

  

 

5.- Conclusiones y recomendaciones finales.

 

Uno de los aspectos mas destacados al analizar los resultados del Referéndum, se expresa en el alto nivel de participación de la comunidad universitaria en el proceso.

 

La participación ponderada de los estamentos académico, estudiantil y de funcionarios no académicos alcanzó un 63,3 %, cifra que supera con largueza la votación histórica en elecciones realizadas en la Universidad de Chile.

 

Adicionalmente, los resultados fueron concluyentes en un porcentaje significativo de casos (62 de 80)

 

Estos elementos permiten transformar el proceso de discusión del Proyecto Institucional, que culminó con la realización del Referéndum, en la base fundamental para reforzar el liderazgo de la Universidad de Chile en el contexto del Sistema de Educación Superior.

 

Un análisis detallado de los resultados del Referéndum permiten extraer las siguientes conclusiones:

 

En relación al tema de Misión y Relación con la Sociedad, los resultados más relevantes del Referéndum dan su aprobación:

 

 

Respecto de las propuestas asociadas a los temas de Comunidad, Gobierno y Participación, los resultados más importantes son los siguientes:

 

 

En relación a los temas de Función, Organización y Estructura, destacan entre las propuestas aprobadas:

 

 

Respecto a Financiamiento y Gestión, los principales acuerdos adoptados son:

 

Los resultados del Referéndum señalan que, ciertamente, a pesar de que la comunidad se expresó en forma concluyente en un porcentaje mayoritario de los casos, han quedado como los temas importantes, pendientes de una resolución categórica: la composición del Consejo Normativo, la generación del poder evaluador y el claustro académico para la elección de Rector. Respecto de estos temas, la CPI considera indispensable, que el Consejo Universitario, conforme a sus atribuciones, defina con la mayor claridad y transparencia los mecanismos que permitan definir la posición de la comunidad. Estos mecanismos incluyen eventualmente, la existencia de una segunda vuelta, o reabrir la discusión sobre estos temas.

 

Sin desconocer que la decisión final recae en el Consejo Universitario, la CPI recomienda establecer una nueva consulta a los estamentos de la universidad.

 

Esta nueva consulta convocada por el Consejo Universitario, requeriría la creación de una Comisión ad-hoc representativa encargada de administrar y reglamentar este proceso.